¿Qué es la Dependencia?

Es la incapacidad funcional de una persona debido a la edad, enfermedad o discapacidad.

Implica la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial.

Necesitan la atención de otra persona para realizar actividades de la vida diaria.

 

¿Qué ley la regula?

La Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia de España.

La conocemos como “Ley de dependencia”.

Esta Ley permite el acceso a las prestaciones y servicios destinados a la promoción de la autonomía personal.

 

Grados de Dependencia

En función de las necesidades que presente la persona, existen tres Grados determinados por un Baremo de Valoración de la Situación de Dependencia

  • GRADO I. Dependencia Moderada: de 25 a 49 puntos de baremo.
  • GRADO II. Dependencia Severa: de 50 a 74 puntos de baremo.
  • GRADO III. Gran dependencia: de 75 a 100 puntos de baremo.

 

¿Cómo solicitar el reconocimiento de dependencia?

  1. Para solicitar el reconocimiento dependencia hay que acudir a Servicios Sociales de zona.
  2. Tras la solicitud, los Servicios Sociales llevará a cabo una valoración.
  3. Por último, determinarán o desestimarán el grado de dependencia del interesado.

Para solicitar esta valoración es necesario presentar un impreso de solicitud y los informes médicos y sociales relevantes al caso.

 

¿De qué me sirve tener reconocido un grado de dependencia?

Las personas que tengan reconocido el grado de dependencia tendrán derecho a servicios de atención o prestaciones económicas en función del grado reconocido.