La neurofibromatosis es una enfermedad hereditaria autosómica dominante.

  • Hereditaria: se puede transmitir a la siguiente generación.
  • Autosómica: no está asociada al sexo, pueden heredarla hombres o mujeres indistintamente.
  • Dominante: cada hijo tiene un 50% de posibilidades de heredarla.

 

 

Hasta el momento se sabe que no salta generaciones, es decir, que no hay generaciones que solo sean portadoras de la enfermedad.