Hazte voluntario

La labor desinteresada de los voluntarios que colaboran con la Asociación hacen posible lograr y mantener muchos de los objetivos que nos proponemos. Ellos dan sentido a nuestros valores asociativos y son un ejemplo a seguir para todos los que formamos parte de este proyecto para mejorar la vida de los afectados de Neurofibromatosis y sus familias

¿Por qué hacerse voluntario?
  1. Porque podrás ayudar a otros a vivir con la enfermedad
  2. Porque recibirás gratitud y verás el resultado de tu aportación
  3. Porque tienes tus propios conocimientos y habilidades que harán que tu voluntariado sea necesario
  4. Por la profunda experiencia que supone ayudar a los demás y la satisfacción que te reportará
  5. Por muchas otras razones que irás descubriendo cuando seas voluntario.
Plan de voluntariado

La persona voluntaria cuenta con la ayuda de la Asociación para que pueda llevar a cabo sus funciones con los conocimientos necesarios. Para ello contamos con un Plan de voluntariado donde se indica el protocolo a seguir para la gestión y formación del voluntario.

La formación del voluntariado está compuesta por un curso inicial general que realizan todos los voluntarios y otro curso algo más específico para actividades en las que el contacto con los afectados y familiares es más cercano y que en ocasiones se dará soporte emocional en función de la demanda.

Compartir en: