Una nueva combinación de fármacos, eficaz para luchar contra el cáncer cerebral infantil

Se ha probado con éxito la acción conjunta de panobinostat y marizomib en laboratorio y modelos animales

El glioma difuso de línea media, uno de los tumores más agresivos y difíciles de tratar. Foto: EFE Marta Pérez

21/11/2019 09:12 | EL CONFIDENCIAL

Investigadores estadounidenses han demostrado que la combinación de dos medicamentos puede funcionar contra una serie de cánceres cerebrales infantiles, logrando matar a las células cancerosas y contrarrestando los efectos de la mutación genética que se produce en este tipo de enfermedades.

Científicos del Instituto Nacional de Salud de la Universidad de Stanford, California, y del Instituto del Cáncer Dana-Farber, Boston, ambos en Estados Unidos, han probado en ensayos clínicos y en animales la acción conjunta de panobinostat y marizomib, dos fármacos que, hasta la fecha, solo se habían usado individualmente contra determinados cánceres cerebrales infantiles.

Se demostró que la combinación de ambos era más eficaz para combatir varios tipos de gliomas, que son tumores que se localizan en el cerebro y en la médula espinal. Para uno de ellos, el glioma difuso de línea media, uno de los tumores más agresivos y difíciles de tratar y que representa la principal causa de muerte relacionada con el cáncer cerebral entre los niños, se logró matar a las células cancerosas.



El más mortal

El glioma difuso de línea media (DMG) suele afectar a niños de entre 4 y 12 años, siendo su tasa de mortalidad muy alta, muriendo la mayoría de los niños afectados en el primer año tras el diagnóstico. La mayoría de los casos de DMG son causados por una mutación específica en los genes de la histona, un complejo proteicos del núcleo celular y que, junto al ADN, forma la cromatina.

Michelle Monje, profesora de Neurología de la Universidad de Stanford, y su equipo, que han publicado sus hallazgos en la revista científica ‘Science Translational Medicine‘, ya habían estudiado el efecto del panobinostat para restablecer la mutación de la histona y hacer que funcionara de manera adecuada. No obstante, su éxito se demostró que era limitado, pues las células cancerosas podían aprender a evadir sus efectos.

Así, decidieron combinar el panobinostat con otros medicamentos para lograr mejores resultados, tanto para los casos de DMG, como para otros gliomas, como el glioma pontino intrínseco difuso (DIPG), el glioma talámico y el glioma de la médula espinal.. «Muy pocos tipos de cáncer pueden ser tratados con un solo medicamento«, señala Monje a Medical Xpress. «Hemos sabido durante mucho tiempo que necesitaríamos más de una opción de tratamiento para DIPG. El desafío es priorizar las correctas cuando hay miles de opciones potenciales. Tenemos la esperanza de que esta combinación ayude a estos niños».

Las tecnologías de cribado de alto rendimiento y habilitadas para robótica permitieron a los científicos probar rápidamente miles de combinaciones de medicamentos y fármacos diferentes de diversas maneras. Permite examinar los fármacos de manera individual o combinada, determinar las dosis más eficaces de cada medicamento y aprender más sobre los posibles mecanismos por los cuales actúan estos fármacos.

En tests en laboratorio y en pruebas en ratones, la combinación de ambos medicamentos redujo el tamaño del tumor y aumentó la supervivencia aplicándose a diferentes gliomas. «La combinación de fármacos panobinostat-marizomib expuso una vulnerabilidad metabólica desconocida en las células DIPG», explica Grant Lin, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford. «No esperábamos encontrar esto, y representa una nueva y emocionante vía para explorar en el desarrollo de futuras estrategias de tratamiento para gliomas difusos de línea media».

Compartir en: